Barcelona Actualizado:10/12/2019 08:23h Guardar

Juega esta noche el Barcelona en Milán (21:00 horas / Movistar Liga de Campeones) sin más interés que mantener la mejorada imagen mostrada en los últimos encuentros e ingresar el premio que la UEFA concede por cada victoria (2,7 millones de euros). Clasificados matemáticamente como primeros de grupo, Valverde ha decidido preservar a sus jugadores más utilizados pensando en el duelo del próximo sábado en Anoeta y del clásico, dentro de una semana. De esta manera, desembarcará el crucero azulgrana en San Siro sin Leo Messi, Gerard Piqué ni Sergi Roberto a los que ha dado descanso y que se suman a los lesionados Jordi Alba, Semedo, Arthur y Dembélé. Apostará por las rotaciones y por dar minutos a los no habituales con un doble objetivo, que adquieran ritmo de competición por si los necesita y que puedan lucirse en un escaparate como el de la Champions League. Es la mejor manera de revalorizarlos y lograr una buena venta durante este mercado invernal.

Futbolistas como Ivan Rakitic, Carles Aleñá, Wagué o Todibo no están entrando en los planes del preparador, que sabe que solo le reforzarán la plantilla si se realizan ventas y se aligeran fichas. El caso del croata es el más flagrante. Indiscutible desde su llegada en 2014, se ha visto relegado al ostracismo, aunque en los últimos encuentros está tratando de demostrar su valía. Ya ha reconocido que está dispuesto a valorar una salida. Peor lo tiene Aleñá, que solo ha jugado dos partidos y de forma incompleta. En el caso del canterano, el club valora una cesión para que pueda curtirse en Primera división. No obstante, la llegada de Arthur y De Jong le han barrado el paso. En cuanto a Todibo o Wagué, cada vez está más claro que no continuarán la próxima temporada. El Barcelona busca un central de garantías en el mercado y traspasará al francés en cuanto llegue una oferta atractiva.

El planteamiento será completamente diferente para el Inter, que se juega su continuidad en la competición. Empatado con el Dortmund, los italianos estarían clasificados para octavos con una victoria, aunque les basta con igualar el resultado de los alemanes, que reciben al Slavia de Praga, ya eliminado. Conte se encomendará al momento dulce de Lautaro Martínez (en la órbita del Barça), de Romelu Lukaku y a un San Siro repleto con más de 70.000 espectadores. El delantero argentino suma ocho goles en la Serie A y cinco en la Liga de Campeones, entre ellos un tanto al Barcelona en el Camp Nou y un doblete en la última visita al Slavia Praga decisivo para llegar con vida a la última jornada. Por su parte, el belga firmó 11 en la Serie A y uno en Europa. Las garantías del Inter son precisamente sus dos delanteros y su defensa: el esloveno Samir Handanovic ocupará la portería, con el uruguayo Diego Godín, el holandés Stefan De Vrij y el eslovaco Milan Skriniar en la zaga. Precisamente, se podrá vivir otro reencuentro de dos amigos, cuya relación se forjó en el Atlético de Madrid: Godín y Griezmann. Los problemas del técnico interista están en el centro del campo, plagado de lesiones tanto en las bandas como en la zona central. Nicoló Barella y Stefano Sensi, titulares imprescindibles al comienzo del año, están de baja por problemas físicos y también los extremos Antonio Candreva y el ghanés Kwadwo Asamoah no están al máximo de la forma. Tampoco estará el chileno Alexis Sánchez, que está de baja desde mediados de octubre a causa de una lesión en un tendón del tobillo izquierdo.

«Es un reto importante. Dífícil. Ellos se juegan el pase. Nosotros venimos clasificados, pero venimos a sacar el partido adelante. El año pasado no ganamos, lo intentaremos hacer mañana. Los dos últimos cursos, hemos llegado a la última jornada clasificados y el rival se jugaba cosas. Y hemos ganado. Tenemos una obligación con el club y la gente, y vamos con la intención de ganar», aseguró Valverde que tras reconocer que Neto sería el portero titular, se refirió a la ausencia de Messi: «El año pasado vino convocado y se quedó fuera y fue a la grada. Tres días después teníamos partido contra el Betis y jugó. Hemos jugado sin él y nos ha ido bien y otras veces, no. En ninguno de los dos partidos contra el Inter estuvo. Cuando no está Leo salimos con once igualmente. Es determinante, pero ya ha faltado otras veces. Mantendremos el nivel y la competitividad. Ya veremos si puede jugar Ansu, que arrastraba problemas».

Facebook Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here